¿Qué cuentas me ofrece Self Bank?

Self Bank | Operativa

En Self Bank tenemos diferentes tipos de cuentas en función del producto en el que quieras operar. En otras entidades, el modelo es tener una cuenta de efectivo y poder operar desde ella en el resto de productos. Sin embargo, en Self Bank, tenemos cuentas específicas según el producto que necesites y que te explicamos a continuación: 

 

 

Cuentas para tu día a día

Te ofrecemos la Cuenta Self, que es una cuenta corriente sin comisiones donde podrás domiciliar tus recibos, la nómina y te permite solicitar tarjetas.

La Cuenta Ahorro Self es una cuenta remunerada, que te permite tener liquidez y que también es gratuita, sin importes mínimos ni requisitos de ningún tipo. 

 

 

Cuenta de fondos

Nuestra Cuenta de Fondos Self te permite operar con más de 3.000 fondos de inversión de más de 50 gestoras nacionales e internacionales. Para ello, necesitarás traspasar tus fondos desde otra entidad o bien, hacer una transferencia de efectivo a esta cuenta para poder comprar los fondos que prefieras.

No es necesario abrir una Cuenta Self, desde la misma cuenta de fondos podrás suscribir directamente los fondos que desees. 

 

 

Cuentas de bolsa al contado

Sabemos que a la hora de operar en bolsa, hay dos tipos básicos de inversor: el que sigue el mercado y por tanto, opera habitualmente y el inversor a largo plazo, que va creando su cartera de inversión como vehículo de ahorro para el futuro.

Para el primer tipo de inversor, tenemos la Cuenta Bolsa Self, una cuenta con bajas comisiones y cuya comisión de custodia es por mercado y no por valor. Además, si se realizan más de 2 operaciones al mes, no se cobra esta comisión en el mercado en el que se opere o también puedes utilizar el servicio Alquila tus acciones para evitar el cobro de esta comisión.

Para el inversor a largo plazo, ofrecemos la Cuenta Bolsa Sin Custodia, que como su propio nombre indica, no tiene comisión de custodia, realice o no operaciones.

En ambas cuentas se puede operar con acciones de mercado nacional, europeo y americano, así como con productos cotizados y ETFs. Si quieres, puedes compararlas y ampliar información sobre ellas para ver cuál se ajusta mejor a tu perfil inversor. Por último, debes saber que, al igual que sucedía con la Cuenta de Fondos Self, también en estas cuentas se ingresa el dinero directamente para comprar y vender acciones, no es necesario abrir una Cuenta Self para ello.

 

 

Cuentas de bolsa para operar a crédito

Ofrecemos 2 cuentas con distintos niveles de apalancamiento: Cuenta Tentuplica que te permite multiplicar tu poder de inversión hasta 10 veces y la Cuenta Quintuplica cuyo factor de apalancamiento es hasta por 5.

Estas cuentas te permiten operar con acciones, tanto nacionales e internacionales, y con ETFs. Y de nuevo, como en las anteriores de inversión, funcionan en sí mismas como cuentas corrientes y de valores, por lo que no es necesario abrir una Cuenta Self para ingresar el dinero.

Te recordamos que tanto la Cuenta Tentuplica como la Quintuplica son productos complejos y apalancados, no aptos para todos los inversores. Para operar con ellas, se requiere conocer el funcionamiento y una vigilancia constante para evitar el cierre de posiciones. Pueden generarse pérdidas superiores al capital inicial desembolsado.

 

 

Cuenta de CFDs y Divisas

Con esta cuenta operarás en CFDS y Divisas y es la única excepción: al abrirla, se abrirá simultáneamente una Cuenta Self - a no ser que ya dispongas de una- y será en esta cuenta desde donde dispondrás del efectivo para comprar y vender este activo financiero.

Los CFDs son difíciles de entender, la CNMV considera que no es adecuado para inversores minoristas debido a su complejidad y riesgo. Los CFDs y los contratos de Divisas al contado son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero debido al apalancamiento. El 77% de las cuentas de inversores minoristas de Self Bank pierden dinero en la comercialización con CFDs. Debes considerar si comprendes el funcionamiento de los CFDs y las Divisas al contado y si puedes permitirte asumir un riesgo elevado de perder tu dinero.

 

 

Por último, te recordamos que nuestras cuentas son gratuitas y que no tienen comisiones de apertura, mantenimiento ni cancelación.   

¿Te ha sido de ayuda la respuesta?