CFDs

Opera con máximo apalancamiento con

CFDs sobre acciones, índices o materias primas

Puedes abrir tanto posiciones alcistas como bajistas.

Antes de operar con CFDs, es importante que conozcas bien qué son y cómo funcionan

inversión
Un Contrato por Diferencias (CFD) es un instrumento de inversión derivado al contado, generalmente sin vencimiento, que permite realizar operaciones sobre los movimientos de los precios sin poseer el activo subyacente.
inversión
Los CFDs permiten obtener beneficios tanto en mercados alcistas como bajistas o ser utilizados como cobertura para las inversiones en acciones.
inversión
Los CFDs son productos Over The Counter (OTC), y como su nombre indica son contratos por diferencias, es decir, es un contrato entre dos partes que intercambian la diferencia entre el precio de entrada y el de salida, multiplicado por el número de acciones o índices que se acordaron. Por lo tanto, las pérdidas o ganancias derivan de la diferencia entre el precio al que fueron comprados y al que fueron vendidos.
inversión
El precio del CFD está vinculado al de su subyacente, el cual cotiza en un mercado organizado y del que conocemos su precio en todo momento. Los subyacentes de los CFDs en los que se puede invertir en Self Bank son: acciones nacionales e internacionales, los principales índices mundiales y materias primas.
inversión
Los CFDs son productos con apalancamiento, es decir, es posible mantener una posición sobre un activo sin desembolsar la totalidad del coste de este, simplemente el margen requerido para dicha operación. Esta misma característica dota a este instrumento de un elevado riesgo de que el inversor pueda perder su dinero rápidamente.
inversión
El precio del CFD está vinculado al de su subyacente, el cual cotiza en un mercado organizado y el que conocemos su precio en todo momento.

¿Quieres conocer otros productos alternativos a los CFDs?

Conoce las alternativas a los CFDs

Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Entre un 74 y un 89 % de los inversores minoristas pierden dinero cuando comercializan con CFD. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.


 

Ventajas e inconvenientes

 

Ventajas

Ofrecen gran variedad de subyacentes (índices, acciones y materias primas) en mercados de todo el mundo.

Posibilidad de invertir al alza y a la baja, abriendo posiciones cortas y largas.

Te permiten desarrollar distintas estrategias: inversión, especulación, cobertura de carteras.

Replican directamente la evolución de un índice, acción o materia prima.

Sin importes mínimos de apertura de la cuenta para comenzar a operar y sin comisiones de mantenimiento de cuenta.

Los CFDs no tienen vencimiento y no hay que cambiar de contrato para mantener las posiciones a largo plazo (excepto en los CFDs sobre materias primas y Divisas).

Antes de operar con dinero real puedes hacerlo con una cuenta de demostración gratuita.

Self Bank te proporciona protección del saldo negativo cuando inviertes en CFD y Divisas, impidiendo que pierdas más capital del inicialmente aportado.

Self Bank también te proporciona protección al cerrar la posición automáticamente cuando la suma del efectivo de la cuenta y las ganancias netas no realizadas de todos los CFD abiertos en  esta cuenta desciendan por debajo de la mitad de la garantía inicial para los mencionados CFD.

Inconvenientes

Los CFDs son productos difíciles de entender, la CNMV considera que no son adecuados para inversores minoristas debido a su complejidad y riesgo. 

Operar con CFDs requiere un seguimiento y vigilancia constante de tu inversión.

Los CFD son instrumentos complejos y están asociados a un riesgo elevado de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. Entre un 74 y un 89 % de los inversores minoristas pierden dinero cuando comercializan con CFD. Debe considerar si comprende el funcionamiento de los CFD y si puede permitirse asumir un riesgo elevado de perder su dinero.

Para los CFDs las operaciones largas conllevan un coste de financiación que se corresponde con la parte del total de la inversión no cubierta con el margen de garantías aportado. 

Los CFDs son productos OTC, es decir, no se negocian en mercados regulados sino que es un creador de mercado quien los emite y provee el precio. 

No todos los CFDs tienen la misma liquidez, por lo que en algunos casos podemos encontrar que no existe contrapartida para la operación. 

Para conocer las características y nivel de riesgo de cada producto consulta el Documento de Datos Fundamentales para el inversor de cada producto antes de operar. 

Recuerda que, aunque el CFD replica el precio de un activo, cuando compras un CFD no estás comprando una acción, por lo que no tienes algunos derechos como el de asistencia a Juntas y voto, que sí tiene un accionista.

 

Las garantías mínimas requeridas para abrir una posición en CFDs, según la regulación de ESMA, son las siguientes (si bien en algunos casos Self Bank requerirá una garantía superior a la indicada a continuación):

  • 3,33% para los cambios entre divisas principales

  • 5% para los cambios entre divisas no principales

  • 10% para las materias primas distintas del oro y los índices bursátiles no principales

  • 20% para las acciones y otros valores tomados como referencia

  • 50% para las criptomonedas (Self Bank no ofrece CFD sobre criptomonedas)

 

Las cuentas de CFD son proporcionadas por Saxo Bank A/S. Saxo Bank A/S es una compañía constituida en Dinamarca (con número de registro 15731249) como banco autorizado (licencia 1149), con dirección registrada en Philip Heymans Alle 15 2900 Hellerup (Dinamarca) y está regulada por la Autoridad Danesa de Supervisión Financiera.

Conoce cómo funcionan los CFDs a través de un ejemplo

Operar con CFDs: subida de un valor

  • Si queremos apostar por la subida de un valor aprovechando el apalancamiento que ofrecen los CFDs, y disponemos de 1.000 € en la cuenta. Si se trata de un valor con elevada liquidez y poca volatilidad podríamos comprar aproximadamente por hasta 10 veces más el efectivo que tenemos, es decir, hasta 10.000 € en este caso. Al igual que en la compra de acciones, la plusvalía o minusvalía será la diferencia entre los precios de compra y de venta de cada CFD, menos las comisiones y costes de financiación.

Operar con CFDs: bajada de un valor

  • Si queremos apostar por la bajada de un valor lo que haremos será vender primero los CFDs, con la esperanza de que la acción baje para recomprar posteriormente los CFDs más baratos, obteniendo así un beneficio. En caso de que el precio de la acción suba, compraremos el CFD más caro, teniendo una pérdida. Igual que en el caso anterior, si quisiéramos adoptar una posición bajista en ese mismo valor, con 1.000 € en la cuenta podríamos vender por hasta 10.000 €.

Comienza a operar con una Cuenta Real de CFDs y Divisas o prueba 20 días con nuestra Cuenta Demo

Abre tu cuenta en solo 4 pasos

la forma 100% digital de abrir tu primera cuenta en Self Bank

Paso 1

Indica tus datos personales

Paso 2

Identifícate por videocámara

Paso 3

Conéctate a la web con tus claves

Paso 4

Firma electrónicamente y ya tendrás activa la cuenta

Y si no tienes webcam o prefieres hacerlo de otra forma, tienes la opción sin Self Now.

Saca el máximo rendimiento de este producto

Comienza a operar con una Cuenta Real de CFDs y Divisas o prueba 20 días con nuestra Cuenta Demo

902 888 888 / 914 890 888

Horario: 8:00h a 22:00h
De Lunes a Viernes (Horario peninsular)

informacion@selfbank.es

Nosotros te llamamos

Dinos tu teléfono y te llamamos gratis en menos de 48 horas.

Quizás también te interesen estos productos...
Conoce la cuenta Tentuplica
Bolsa a crédito Tentuplica
Opera en Bolsa al contado