Riesgo 5/5
Rentabilidad 5/5

CFDs

Opera con máximo apalancamiento con

CFDs sobre acciones, índices o materias primas

Puedes abrir tanto posiciones alcistas como bajistas.

Antes de operar con CFDs, es importante que conozcas bien qué son y cómo funcionan

inversión
Un Contrato por Diferencias (CFD) es un instrumento de inversión derivado al contado sin vencimiento, que permite realizar operaciones sobre los movimientos de los precios sin poseer el activo subyacente.
inversión
Los CFDs permiten obtener beneficios tanto en mercados alcistas como bajistas o ser utilizados como cobertura para las inversiones en acciones.
inversión
Los CFDs son productos Over The Counter (OTC), y como su nombre indica son contratos por diferencias, es decir, es un contrato entre dos partes que intercambian la diferencia entre el precio de entrada y el de salida, multiplicado por el número de acciones o índices que se acordaron. Por lo tanto, las pérdidas o ganancias derivan de la diferencia entre el precio al que fueron comprados y al que fueron vendidos.
inversión
El precio del CFD está vinculado al de su subyacente, el cual cotiza en un mercado organizado y del que conocemos su precio en todo momento. Los subyacentes de los CFDs en los que se puede invertir en Self Bank son: acciones nacionales e internacionales, los principales índices mundiales y materias primas.
inversión
Los CFDs son productos con apalancamiento, lo que permite tener una posición sobre un activo sin desembolsar la totalidad del coste de este, simplemente el margen requerido para dicha operación. Esta misma característica dota a este instrumento de un elevado riesgo, dado que el inversor puede perder más del capital invertido.
inversión
El precio del CFD está vinculado al de su subyacente, el cual cotiza en un mercado organizado y el que conocemos su precio en todo momento.

Sin trampa ni cartón: Los CFDs son productos complejos no aptos para todos los inversores. Esta operativa está dirigida a inversores que deben tener experiencia y conocimientos financieros suficientes para invertir en este tipo de productos. La inversión en estos productos requiere una vigilancia constante de la posición ya que comportan un alto riesgo y puedes perder más capital del inicialmente invertido.

Ventajas

Elevado apalancamiento, que permite operar por un efectivo muy superior al que tenemos en la cuenta.

Ofrecen gran variedad de subyacentes (índices, acciones y materias primas) en mercados de todo el mundo.

Posibilidad de invertir al alza y a la baja, abriendo posiciones cortas y largas, en ambos casos con apalancamiento.

Al no realizar ninguna compra física y no ser titular del producto, estarás exento de pagos en concepto de costes bursátiles, de cámara, de mantenimiento, de correo o por abono de dividendos, que se aplican sobre los productos convencionales.

Te permiten desarrollar distintas estrategias: inversión, especulación, cobertura de carteras.

Replican directamente la evolución de un índice, acción o materia prima.

Sin importes mínimos de apertura de la cuenta para comenzar a operar y sin comisiones de mantenimiento de cuenta.

Los CFDs no tienen vencimiento y no hay que cambiar de contrato para mantener las posiciones a largo plazo (excepto en los CFDs sobre materias primas).

Antes de operar con dinero real puedes hacerlo con una cuenta de demostración gratuita.

Inconvenientes

Conlleva un elevado riesgo, pudiendo tener pérdidas mayores que el capital inicialmente invertido.

Operar en estos productos, considerados complejos, requiere conocimientos financieros y experiencia suficientes.

La operativa con apalancamiento a más de un día conlleva costes de financiación.

La inversión en CFDs requiere una vigilancia constante.

Se exigen unas garantías para abrir y mantener una posición. En caso de encontrarse el inversor fuera del límite de garantías establecido, puede producirse el cierre automático de posiciones.

Los CFDs son productos OTC, por lo que se negocian en mercados no regulados. Es un creador de mercado quien los emite y provee el precio.

Cerrar

Conoce cómo funcionan los CFDs a través de un ejemplo

Operar con CFDs: subida de un valor

  • Si queremos apostar por la subida de un valor aprovechando el apalancamiento que ofrecen los CFDs, y disponemos de 1.000 € en la cuenta. Si se trata de un valor con elevada liquidez y poca volatilidad podríamos comprar aproximadamente por hasta 10 veces más el efectivo que tenemos, es decir, hasta 10.000 € en este caso. Al igual que en la compra de acciones, la plusvalía o minusvalía será la diferencia entre los precios de compra y de venta de cada CFD, menos las comisiones y costes de financiación.

Operar con CFDs: bajada de un valor

  • Si queremos apostar por la bajada de un valor lo que haremos será vender primero los CFDs, con la esperanza de que la acción baje para recomprar posteriormente los CFDs más baratos, obteniendo así un beneficio. En caso de que el precio de la acción suba, compraremos el CFD más caro, teniendo una pérdida. Igual que en el caso anterior, si quisiéramos adoptar una posición bajista en ese mismo valor, con 1.000 € en la cuenta podríamos vender por hasta 10.000 €.

Comienza a operar con una Cuenta Real de CFDs, Divisas y Futuros o prueba 20 días con nuestra Cuenta Demo

Abre tu cuenta en sólo 5 pasos... muy, muy sencillos

Rellena los datos de los titulares y solicita la cuenta

Saber más
1

Imprime y firma los documentos

Saber más
2

Envía la documentación

Saber más
3

Identifica a los titulares

Saber más
4

Haz un ingreso y comienza a usar tu (nueva) cuenta.

Saber más
5

¿Por qué este proceso?

Como todos los bancos online/directos, tenemos que aplicar la normativa relativa a la apertura a distancia de instrumentos financieros, así como la normativa de identificación de titulares.

Es muy importante que las entidades cumplamos con la legislación actual para asegurarnos de:

  • La identidad de los clientes a los que no vemos en persona: confirmando que ya tienes cuenta en otra entidad y recibiendo desde dicha cuenta el primer ingreso.
  • La veracidad de los documentos aportados: de ahí que se validen las firmas de los formularios. En el caso de cuentas de empresa, la validación de documentación alarga el proceso una semana más.
  • El propósito de las cuentas, y el conocimiento de los productos por parte del cliente: transparencia en las condiciones, y que conozcas el funcionamiento de nuestros productos y servicios.

Todo ello es por tu seguridad (ya que una vez que seas cliente, podrás operar con tus cuentas y contratar nuevos productos en Self Bank utilizando tu usuario, contraseña y tarjeta de claves) y porque nos lo exigen los organismos que regulan y supervisan, como banco que somos.

Para más información sobre normativa aplicable, puedes visitar nuestra sección legal, o contacta con nosotros y te informaremos de lo que necesites.

¿No es un poco largo?

Depende... una semana se pasa muy rápido!

Si te imprimes, firmas la documentación y nos la envías por mensajero, tendremos la documentación al día siguiente hábil, abriremos tu cuenta y te mandaremos tu tarjeta de claves.

3 días más tarde el otro banco podría haber confirmado tu titularidad, y una vez hagas el ingreso al día siguiente podrás disfrutar de tu nueva cuenta.

Si tardas en enviarnos los documentos, o alguno de ellos no es correcto, se puede alargar.

Si lo haces en oficinas, este proceso puede durar 1 día.

Cerrar
Saca el máximo rendimiento de este producto

Descubre información útil sobre CFDs

Información útil sobre este producto
Guía Cfds, Divisas y Futuros

Guía Cfds, Divisas y Futuros

Consulta esta guía del producto antes de usar esta plataforma y si te das de alta en la demo, te enviaremos el manual de uso.

Descargar documento
Documentación y formularios
Blog

Entra en el Blog y mantente al día de las últimas novedades y consejos.

Visitar el Blog de Self Bank

Comienza a operar con una Cuenta Real de CFDs, Divisas y Futuros o prueba 20 días con nuestra Cuenta Demo

Si te interesa este producto, quizás también te interese...
Bolsa a crédito Tentuplica
Bolsa al contado