Gestión activa vs gestión pasiva




< Volver


La gestión pasiva consiste en construir una cartera que replique el comportamiento de un determinado índice de referencia. El gestor no tiene que tomar ninguna decisión, solo tiene que hacer una “copia” del índice, comprando los mismos valores que hay en el mismo y en la misma proporción. Es decir, un fondo de gestión pasiva del IBEX 35 comprará las 35 compañías que lo componen e irá variando las posiciones del fondo cuando haya modificaciones en la composición del selectivo.

En la gestión activa, los gestores tienen libertad para invertir solo en los activos, compañías o países que considere más interesantes, estén o no en el índice de referencia.




Comparte este vídeo en...