Riesgos de los fondos de renta variable




< Volver


Invertir en renta variable tiene dos grandes núcleos de riesgo. Por un lado, tenemos el riesgo sistemático, que es el riesgo de mercado (crisis económicas, conflictos geopolíticos…) y que no se puede evitar ni diversificar.

El riesgo no sistemático es el que afecta en concreto a un sector o a un tipo de compañías. Por ejemplo, el sector salud puede ir mal, mientras el constructor está viviendo un buen momento. Este riesgo puede disminuirse con una adecuada diversificación.




Comparte este vídeo en...